viernes, 1 de octubre de 2010

Pues menos mal que no bebo alcohol

Rodaje de una hora esta mañana desde casa hasta la zona de cuestas de Arturo Soria cercana a Tráfico y la Quinta de los Molinos, tras una agradable cena de departamento.

La primera media hora la he hecho muy suave, a un ritmo de 5,45-6,00m/km, hasta que he conseguido despertarme del todo y tranquilizar del todo a mi estómago, que no está acostumbrado a cenar mucho... He hecho 5,15kms.

En la segunda media hora ya mucho más animado y sintiéndome vivo, contento y feliz, he aumentado el ritmo gradualmente, hasta hacer varios kilómetros a 5m/km. He hecho 5,93kms...

En resumen, que no me puedo imaginar lo que hubiera sido el entrenamiento de hoy si me hubiera tomado ayer varias copas o hubiera cenado, como mis compañeros, entrecots de 500 gramos...



Canción del día: Crippled Black Phoenix- Troublemaker. Impresionante tema de un grupo difícil de categorizar, post-rock, rock progresivo, doom, largos desarrollos instrumentales, guitarrazos y cambios de ambiente. De su último y reciente disco I, Vigilante.


Frase del día: Hay cosas que sólo se ven claras en lo más oscuro de la noche; los peces y los miedos, hasta morir, no dejan de crecer y crecer y crecer. Anari

24 comentarios:

  1. Probablemente si hubieras hecho eso, no habrías salido a correr, jejeje. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Buen entreno tras una cena de trabajo. Si llegas a beber, te arrastras por el asfalto. Estas imparable. Sigue así.

    ResponderEliminar
  3. Pues que si llehas a beber te habrian hecho un control y te habrian despojado del carnet corredor por exceso de velocidad, jajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Si hubieras bebido habrías estado en la cama hasta el último momento antes de ir a trabajar.
    Para recuperarte de una cena tan agradable, esos km en la zona verde te habrán sentado muy bien.
    Muy buena progresión final.

    ResponderEliminar
  5. Correr al día siguiente de haber bebido y comido demasiado no es recomendable, te lo digo yo que lo he hecho y lo haré.
    He estado poniéndome al día y tus número y ritmos de septiembre acojonan o me pongo las pilas o en la Behobia ni te veo

    ResponderEliminar
  6. Saludos Jan y te leo bien! Sobre lo de beber, pues ya bebermos después de Castellón alguna cerveza de esas merecidas,jejeje

    ResponderEliminar
  7. Has cumplido como un campeón, el alcohol duro lo dejé hace años y el suave cada vez me sienta peor, será por la falta de costumbre pero hace meses que no tomo ni una cerveza, me las tomo sin.
    RA y Manuel objetivo42k son los expertos en entrenar después de cenas pantagruélicas, supongo que ellos te podrán asesorar profesionalmente para la próxima.

    ResponderEliminar
  8. Es lo bueno que tiene ser abstemio y vegetariano desde hace muchos años, que ni lo echo de menos ni me cuesta no tomar carne o copas...

    Después de Castellón, cerveza sin alcohol ;)

    ResponderEliminar
  9. Pues aunque parezca mentira se puede cenar un entrecot de medio kilo y al día siguiente correr un Maratón.

    ResponderEliminar
  10. Y habiendo comido el día anterior cocido.

    ResponderEliminar
  11. Lo que aún no he hecho es comer un entrecot mientras corro un maratón, .... al tiempo.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo ni abstemio ni vegetariano...aunque la última cerveza hace meses y el último filete hace meses...

    Y lo de correr un maratón mientras uno se zampa un entrecot sería portada del marca, seguro.

    ResponderEliminar
  13. Sinceramente, menos mal que eres vegetariano y abstemio, porque salir a correr con resaca no tiene ninguna gracia. Lo hice una vez cuando empecé a correr y ten por seguro que jamás volveré a hacerlo:)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. Hombre, antes no, pero después de un entreno con calor una cervecita fresca no tiene precio.

    ResponderEliminar
  15. ¡¡de medio kilo!! que barbaridad...pues nada, que sigan con esas...saludos

    ResponderEliminar
  16. Sinceramente, entre un rodaje tempranero y un entrecot o solomillo tocho, me quedo con lo segundo sin dudarlo... cuanti más crudo, mejor... ya estoy salivando como el perro de Paulov...
    Estupenda semana, Jan...

    ResponderEliminar
  17. Pues despues de una cena vale, pero despues de unas copas, yo por lo menos del sofa a la cama de ahi al baño y a la nevera y así todo el domingo, jejej (por algo hago las tiradas largas de sabado).

    ResponderEliminar
  18. Con varias copas encima yo ni me hubiera levantado de la mesa y mucho menos hubiera salido a correr al día siguiente; las pocas veces me que me he emborrachado he terminado sin saber quién era; correr despierto y sereno es la forma más natural de correr; buen entreno, Jan, como siempre; un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Muy buenas

    Mejor sin resaca, eso seguro jejeje

    Después de una comida bien cerveceada y copón de gin tonic, sí que he salido a trotar a la hora, pero vamos: no recomendable ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. No suelo beber, pero si se tercia alguna vez excepcional, pues vale, y lo de comer, exactamente lo mismo, sin exagerar, siempre hay un tiempo para todo, eso si, para el correr, contra más...........mejor.

    ResponderEliminar
  21. Si hubieras bebido, nada mas sonar el despertador le habrías pegado tal manotazo que mañana tendrías que ir a comprar otro. Yo tengo que reconocer que si hubiese estado en tu piel, seguramente no habría salido a correr... con sueño soy débil y me rindo fácilmente.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar