sábado, 4 de febrero de 2012

Volando voy, volando vengo

Frío, mucho frío. Entre 3 y 4 grados bajo cero. Viento, mucho viento, muchísimo viento, he visto volar bolsas de basura, ramas, contenedores caídos... Hoy no sobraban los guantes, el gorro y el buff.

Vamos, que era el día indicado para la tirada larga de la semana. Hacía tiempo que no corría tantos kilómetros. Exactamente 22,1km en dos horas y un minuto a 5,27m/km y 160px de media. Mas o menos las veces (unos 160) que he debido insultar al viento polar de las narices.

He subido cuestas en las que volaba, otras en las que casi tengo que parar a andar porque era imposible correr, cruces de calles en los que casi me caigo por el viento de costado. Esto curte.

El recorrido, con cuestas por doquier, así como para acostumbrarse a lo que tocará en Mapoma. Desde casa a Arturo Soria para arriba, la Red de San Luis, todo el barrio de Hortaleza bajando hasta el carril bici de la M-40, subida larga desde el Campo de las Naciones a la Quinta de los Molinos, unas vueltas por allí, otra subida por Telemaco y bajada desde Arturo Soria hasta casa. 450 metros de desnivel acumulado.



Al llegar a casa, una gran sonrisa en la boca. Una mezcla de satisfacción por las excelentes sensaciones, e imposibilidad de mover la mandíbula.

Canción del día: Kiko Veneno-Volando voy, una impresionante rumba compuesta por Kiko para el maravilloso disco de Camarón La leyenda del tiempo.



Volando voy,
volando vengo.
Por el camino
yo me entretengo.

Enamorao de la vida
aunque a veces duela
si tengo frío
busco candela.

Enlace

11 comentarios:

  1. Jajaja, me imagino la cara con la mandíbula congelada... :) Este año aún no me ha pasado, pero hace dos inviernos, una mañana llegué a casa y no podía abrir la puerta con la llave, de lo congeladas que tenía las manos. Cualquier día te veo así!

    ResponderEliminar
  2. yo acabo de llegar a casa con las mismas sensaciones despues de 1h:15´..maldito viento pero mas satifecho que nunca conmigo mismo por haber salido con estas condiciones

    ResponderEliminar
  3. Madre mía. No me extraña esa sonrisa de felicidad,...Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Esto curte. Y nos gusta. Nos gusta contarlo para que el resto se pique y salga y lo cuente. Somos unos enfermos.

    ResponderEliminar
  5. Este frío es increible, por aquí hoy teniamos 18 grados. Habrase visto, 18 grados, ¿en canarias? Así no se puede salir a correr.

    ResponderEliminar
  6. Bravo, Jan, eso sí que es tenerlos bien puestos; estoy con Ra; con el maestro Quintana tendremos que hacer algo; es insultante; un abrazo y a seguir así; nos leemos.

    ResponderEliminar
  7. Ha tenido que ser horrible... Madre mía! Pero nada, lo has hecho! Por cierto, me encanta Kiko y sobre todo esa canción, vaya temazo.

    ResponderEliminar
  8. Ese perfil que has colgado ahí me das mas miedo que el vendaval que has descrito.

    ResponderEliminar
  9. Jan me sorprende que por una brisilla otoñal te cubras de esa forma, ¿Donde está el curtido soriano?

    Estás que te sales, en esas condiciones y 22 km es la leche, los del caballo de Esparteros unas canicas a tu lado.

    Me sumo a que tenemos que hacer algo con Gonzalo, tendríamos que mandarle algún contenedor lleno de lo que tenemos por aquí

    ResponderEliminar
  10. No te para nadie, este próximo maratón sera el tuyo sin duda... Jan aproveche para comer calçots antes de que apriete mas la crisisssssssss.

    ResponderEliminar